Nikon 50mm AF f1.8, económico y bueno. Imprescindible.

Tras hacerme con la Nikon F100 aquí mostrada (que reseñaré en otro momento), me hice con este Nikon 50mm AF f1.8 para poder usarlo tanto con ella como con la FM3a:

Hay varias versiones del 50mm f1.8 AF para Nikon. La primera era algo similar al 50mm f1.4 AF con la distancia de enfoque tras una pantalla de plástico transparente, no directamente en el cuerpo, como en éste. También tenía un anillo de enfoque de plástico, que seguramente se diseñó sin pensar en que alguien realmente quisiera enfocar manualmente con él; después vino ésta versión y luego el 50mm AF f1.8 D, que es exactamente igual a éste sólo que comunica la distancia a la cámara (de ahí la D), lo cual sólo echareis de menos ante ciertas situaciones en que useis flash. La versión D sigue a la venta hoy en día en tiendas. Aparte, está el 50mm f1.8 G, que no tiene anillo para la apertura y que ópticamente se supone que es mejor. Todas las versiones anteriores usan la misma óptica.

Pesa menos de 200 gramos sin el parasol, lo cual no sorprende, porque está hecho de plástico. Es ligero como una pluma, por lo tanto y usa filtros de 52mm.

Las marcas de profundidad de campo son un chiste, como veis.

En AF, el anillo de enfoque gira, así que alejad los dedos. Si enfocamos manualmente, es bastante suave, aunque mecánicamente el 50mm f1.8 AI le da mil vueltas. Enfoca del infinito a 0,45m extendiéndose de esta manera en el punto de enfoque más cercano:

El diafragma tiene siete hojas, como es habitual en Nikon. Como veis, la montura es de metal:

Va de f1.8 a f22 con “clicks” bien audibles en cada paso. Si quereis cambiar la apertura desde la cámara, hay que ponerlo en f22 y bloquearlo con esa pestañita naranja que se ve en el cuerpo, entonces podeis hacerlo de ese modo.

El parasol “oficial” de Nikon para este objetivo, el HR-2, a rosca, plegable, de goma. No lo he usado, aunque no he visto que sea necesario, dado que el propio barril del objetivo ya protege la óptica, como ocurre con la Rollei 35TE.

En cuanto a la calidad óptica, no creo que nadie se pueda quejar de ella (menos aún teniendo en cuenta que este objetivo vale menos de 100 euros). Es similar a la del 50mm f1.8 AI.

Un ejemplo a f1.8 y cerca de la mínima distancia de enfoque:

Si la cámara ha enfocado bien, no poreis quejaros de que sea poco nítido. Mejora un poco cerrándolo, pero no demasiado. A f1.8 ya es casi todo lo nítido que puede ser. Otro ejemplo a f4:

Aquí a f8, donde más nitidez parece tener:

Y un último ejemplo a f16, donde se ve la merma en la calidad óptica:

Este objetivo es imprescindible: es ligero pero sólido (todo lo sólido que puede ser uno de plástico), ópticamente es muy bueno y es irrisoriamente barato. Si no necesitais la “D” de la nueva versión, id a por él. 50mm es una focal que todo el mundo tiene que tener.

About these ads

4 comentarios en “Nikon 50mm AF f1.8, económico y bueno. Imprescindible.

  1. Es el mejor objetivo de Nikkor, punto. Yo tengo al 50mm f/1.8 D AF y no me da más que satisfacciones. Ya sé que es un poco atrevida la afirmación pero…utilizo éste y el 50mm f/1.2 AI-S, esta claro que son objetivos muy distintos en construcción y obviamente a aperturas muy grandes, pero cierra a f/4 ó f/5,6 y el modesto f/1.8 trabajará casi tan bien como el f/1.2. Uno cuesta 100 euros nuevo y el otro cerca de 500…lo dicho, el mejor objetivo de Nikkor :-)

    Saludos,

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s