Leica NOCTILUX, el gran desconocido. (Por John de Vries)

John de Vries, fotógrafo y profesor de fotografía en diversos talleres ha decidido colaborar con nosotros por medio de este artículo en el que nos acerca sus impresiones sobre el Leica Noctilux 50mm f1, uno de esos objetivos con los que muchos soñais por las noches.

Podeis encontrar más información y fotografías de John de Vries en su página web y en su blog, The Hall. El portal. Sin más dilación, os dejo con el artículo:

Leica NOCTILUX, el gran desconocido.

Ningún fabricante salvo Leica tiene en su haber tal cantidad de cámaras y sobre todo objetivos que en todo el planeta son tenidos en tan alta estima, todos tienen alguna cámara o cristal buenos, incluso excepcionales, pero lo Leica es un mundo aparte. De entre todas esas obras de arte hay solo un puñado muy pequeño que pasan esa estrecha línea y llegan mucho más allá.

A día de hoy leica puede decir en voz alta que diseña cristales fuera de serie, naturalmente los precios acompañan a estas estrellas que sin duda valen lo que cuestan por que no son cosa cualquiera.

Creo que con suerte voy a disponer durante unos días de uno de los nuevos summicrones que salen con la MM, la emoción me embarga, pero a pesar de todo ello y de entrada, pues estoy ya algo predispuesto a pensar que será algo diseñado en la línea del Summilux ASPH 50 que acabo de vender, un lujo, pero para mi demasiado nítido con ese matiz fuera de onda, le falta vida, la falta “la vida”, le falta aquello que tenía el summiux 75, le falta ese carácter, no me quiero explicar mal
o que se me entienda mal,  tiene cierto carácter de sobra, pero el que tiene no es el que yo busco, a estos últimos objetivos súper desarrollados les falta esa vida, esa nota de color y calor, ese punto y medio de sensibilidad a la hora de captar la vida y la luz, recuerdo el Summilux 75 que, utilizado con maestría y conocimiento delante del sensor o la película, es algo tan especial y distinto. Ahora los asph son cortantes como cuchillas, los bordes y los centros, todo lo que se obtiene con ellos es demasiado agudo, y no, yo quiero otra cosa, quiero más naturalidad, más ternura en cada toma, quiero menos, por que menos es más.

Hay dos objetivos de culto, porque lo merecen y lo llevan impreso, el lux 75 y el Noctilux 50 f1 E60, la penúltima versión, el pre ASPH. Hay que saber algo de ellos y por que llevan ese marchamo, hay que saber sus múltiples virtudes y sus por qué no también defectos, y hay que saber que son lentes tan especiales que para su fabricación no solo se escogía un cristal de entre muchos y que se dejaba reposar un año antes de tocarlo, y hay que saber lo que uno tiene entre las manos y cómo y porqué utilizarlo, cuando y donde.

Cada Noctilux es en sí mismo algo único porque la mano del hombre dejaba en ellos su firma.

Hay que de ellos dar las gracias al iluminado maestro Mandler, ya que ese visionario, ese crack, creo estos dos monstruos que a día de hoy son buscados por aquellos que saben y conocen lo que pueden dar y lo que pueden entregar a quien los posee y a quien los entiende.

Ríos de tinta han corrido y correrán sobre estos dos objetivos que son, a falta de una descripción mejor, dos objetivos de culto imperfectamente perfectos.

En el pasado me desprendí de un Summilux 75, pero volveré a tenerlo pronto, cuando encuentre otro tan especial como este Noctilux que he tardado cuatro años en encontrar.

El Noctilux f1 E60 pre ASPH, es ese oscuro objetivo de mi secreto, o no tan secreto, deseo, años son ya los que llevo tras de uno de esos que además son especiales por varias cosas, su historia y su nacimiento, sus dueños y su estado, las fotografías que han tomado y las manos que los han mimado, y varias veces son ya las que he estado a punto de hacerme con uno. Por fin es mío.

Tan solo una vez he montado en mi cámara uno de ellos, era prestado, y con dos disparos mereció la pena, su dueño dijo no creer lo que veía y que de dos disparos saliesen dos imágenes como aquellas, y eso estando sentados en una terraza de un bar.

Dicen que cuando posees algo tan especial eres capaz de ver otras cosas, de ver otros mundos, que eres capaz de flotar entre los demás seres humanos y que cuando miras a su través puedes ver cosas distintas de las que ves siempre, yo lo ratifico, es cierto, y eres capaz además de ver el mundo de otra manera, y si eres lo suficientemente hábil además lograrás transmitirlo a los que miren esas fotografías. Es otro estado de ánimo más elevado, otro estado del pensamiento.

A día de hoy necesito poder montar un objetivo con ese carácter, no quiero más nitidez, quiero captar la vida y el momento a través de un cristal especial, tan especial como este del que esta hecho el Noctilux.

Siempre digo aquello que un viejo fotógrafo me dijo hace años, cuando yo me dedicaba al macro y otras cosas, y cuando yo solo era capaz de ver y de buscar nitidez sin importarme otras cosas, y es que ese hombre me dijo: “La nitidez es solo un parámetro más de los muchos que conforman una fotografía, y no es precisamente el más importante”, y ahora después de años lo suscribo y se lo repito a otros, aquellas palabras son no una verdad, sino la verdad.

No me gusta el carácter del que se dota a los nuevos y tan caros cristales, los cuales se preparan para la era digital, y eso lleva consigo, en mi opinión y en la de muchos otros, perder por el camino lo más esencial, la capacidad de ver la luz y el color como no hay otra manera de hacerlo salvo aquella que los diseñadores supieron desarrollar en el Noctilux f1 E60 pre ASPH.

Si sigo teniendo esa pequeña, o gran, dosis de suerte que desde siempre me acompaña os presentaré la review de la nueva MM con este sagrado monstruo montado en ella, además del nuevo Summicron, espero que pueda ser así. Para hacer otras cosas sigo teniendo la canon 1Ds MKIII y los leica -R.

“Busco en la oscuridad el mejor momento de la la luz”.

Es mi máxima, buscar eso y buscarlo allí, pero sobre todo poder encontrarlo, y nada me ofrece más satisfacción a ISO 160 que poder disparar a la luz de una vela y con una velocidad de 1/60, NADA.

Y esta nitidez a f1 quiero yo verla superada, a ver quien es el guapo que me lo demuestra, y solo hay algo que dé un poquito más, levemente más, el señor de la noche contra el príncipe de la oscuridad, el nuevo asph Noctilux y el Noctilux pre asph, la misma diferencia que existe entre el 50 lux pre asph y el asph, y lo sé bien por que he poseído ambos, es solo apreciable a un crop del 100% y mirando bien.

¿El flare?, sí, se hace a veces presente, tiene su encanto, pero has de conocer lo que tienes entre las manos y saber cómo usarlo, los nuevos asph también presentan flare aunque mucho menos.

Nada, ningún argumento, ningún objetivo, ninguna película con grano fino, ninguna cámara a ISO 160 ni a V 1/60 salvo la M9 a pesar de su algo menor rango dinámico van, por el momento, a ofrecerme esto, este placer, esta satisfacción, estas fotografías, estos instantes, y estas ocasiones donde meto la cámara a 3 metros de la gente en la noche y no se percatan de nada. Aquí puedo ser el ladrón de sus momentos, el Ali Babá de sus temores, el depositario de sus vidas y el dueño de sus pensamientos, aquí soy el pirata que les roba el eterno instante y la caja fuerte que guarda sus temores y desdichas.

Con mi Noctilux entre las manos soy un Jekyll y un Hyde, soy un poeta que juega con la luz, soy un amante tras una esquina que busca ese amor escondido tras una imagen, soy una pupila dilatada que busca fotones para componer una fotografía, soy yo y soy tu.

Noctilux, la magia que busqué y por fin encontré.

Saludos a todos.

About these ads

3 comentarios en “Leica NOCTILUX, el gran desconocido. (Por John de Vries)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s